Argentina

top-beaches

Argentina: Día 31 – Llegada a Baires

Hoy llegamos a la ciudad de la furia y cuáles son nuestras conclusiones?

 

Conocimos ciudades y gente maravillosa. Marruecos nos mostró todos sus matices, el lado impredecible, quien diría que veríamos nieve? El lado oscuro, bastantes estafadores, pero por sobre todo el lado amable conociendo gente con Ramadán, Mohammed, Tara, etc. Nos mostró sus colores, sus olores, sus texturas y parte de su cultura. La plaza Jemaa el Fna se lleva todos los premios, te muestra Marrakech en todo su esplendor. Quien tenga ganas de ir lo recomiendo 100%, pero ojo, siempre mantengan los ojos abiertos y piensen que cuando ustedes fueron, estos pibes, fueron, vinieron, y mientras tanto pasaron por H&M y arrasaron con todas las ofertas.

De Europa que decir… Continente con la gente y las cosas más variadas que puedas encontrar. Llegas a Madrid y te encontrás con el más exquisito jamón y te das vuelta y encontrás al madrileño más malhumorado del mundo. Llegas a Barcelona y Gaudí te invade por todos los rincones. Perderse en las calles de Barcelona es lo que más recomiendo y si tienen que elegir algo que ver de Gaudí recomiendo Casa Batlló o La Sagrada Familia.

Roma… Bueh! No puedo ser muy objetiva porque por los acontecimientos vividos es una ciudad que no me deja los mejores recuerdos. Pero la verdad es que solo vale la pena por ver todos los restos de historia que tiene, creo que donde haces un poso encontrás un cacho de historia. Estar en cada lugar y pensar que ahí donde estás pisando data de tiempos de antes de Cristo es como…. GUUUAAUUUHHH!!! Así que no dejaría de recomendarte Roma, pero también OJO! Sabemos de dónde vinimos así que… Vos te descuidas cuando tomas el B o vas caminando distraído sin pensar que cualquiera te puede arrebatar el celular? Claro que NOOOO, bueno pensá que cuando estés en Roma es como estar caminando por cualquier calle de Buenos Aires.

Florencia bella por donde la mires, llena de arte en cada esquina, con la pizza más rica que probé y uno de los mejores atardeceres que vi hasta el momento. El David capítulo aparte. Yo no entiendo nada de arte, pero la verdad que Miguel Ángel se pasó, no vi escultura con mejor detalle, así que recomiendo no irse de Florencia sin verlo.

Venecia… ciudad para el amor, para chapar por cada canalcito que pases. Si vas a Florencia y estás solo, no importa… agarrate al del lado que se coló en la foto y chapatelo, no te vas a arrepentir, jajajaj. Con Venecia me quedé con ganas de más, así que es una de las pocas ciudades a las que volvería para dar una vuelta en vaporetto por el Gran Canal y conocer alguna de sus islas.

Berlín… es ahí donde creo que podría vivir. Alemania por donde la mires es símbolo de perfección, desde los modelos salidos de catálogos hasta la limpieza de sus calles, pero ojo nada es perfecto, porque la puntualidad alemana nos falló un par de veces y vivir tan estructuradamente tampoco es bueno. Pero bueno, después de entender un poco la historia oscura que trae Alemania y por sobretodo Berlín te hace entender porque no quieren que las cosas se les salgan de control.

Heidelberg es una ciudad que te lleva a Game of thrones, con castillos y puentes, muy medieval. Y como condimento extra haber conocido el hogar de nuestros amigos y ver a nuestra sobrina hermosa.

París, la ciudad de las luces… Lo mejor, un buen picnic acompañado de quesos, vino y linda compañía en los campos de Marte y NO podes perderte la Torre de noche, es lo mejor de Paris, 284 mts de luz destellante. Por lo demás no me encantó. Champs Élysées, mmm… Los bosques de Palermo no tienen nada que envidiarle, Montmartre un lugar lleno de pintores que se creen Da Vinci, me quedo con los artesanos de Plaza Francia que son mil veces más copados. El arco del triunfo un fiel retrato del petiso ególatra y cleptómano de Napoleón.

Bueno… espero que hayan disfrutado nuestros relatos y que hayan viajado un poco con nosotros, pero no se queden con lo que nosotros les contamos, hagan sus propias experiencias, piensen que nada es imposible y que el mundo fue hecho para ser explorado.

Hasta la próxima vuelta por el mundo!

“Dentro de 20 años lamentarás más las cosas que no hiciste que las que hiciste. Así que suelta las amarras y abandona el puerto seguro… Atrapa los vientos en tus velas… EXPLORA, SUEÑA, DESCUBRE…”

Laura