Austria

St.-Stephans-Cathedral-in-Vienna-Austria

Austria: Viena

El tren disminuye su velocidad, el atardecer se empieza a esconder y la noche comienza, estamos en Viena en la Estación Central oeste, nos tomamos un taxi (alrededor de 15 euros), y llegamos al hotel frente la estación central de Viena ( 6 kilómetros mas o menos por las autopistas que tiene que viajar el taxi).

Nos ubicamos, en el hotel y prepararnos para nuestra visita al día siguiente.

Luego de un opíparo desayuno, salimos a trillar la calle, empezamos por visitar el Palacio del Belvedere, sito cercano a nuestro hotel, seguimos avanzando hasta el centro de Viena y nos encontramos con las principales atracciones, por ejemplo el Palacio de Hogburg. La  Ópera de de Viena (Staasoper), un edificio majestuoso y el Museo de Albertina.

Cerca de allí está el Hotel Sacher, famoso además por la Torta Sacher, que degustamos por supuesto. Detrás del Palacio de Hofburg se encuentra la Escuela Española de Equitación de Viena donde son entrenados los caballos españoles Lipizanos (nacen negros y a los seis meses más o menos quedan totalmente blancos). Son los caballos que usaban para los desfiles, y que hoy se conservan junto a esta Escuela. El viejo edificio del Ayuntamiento, conservado muy bien.

Visitamos también el Palacio de Schönbrunn, con sus hermosos jardines, con mucha historia por dentro y por fuera.

Luego de caminar por una peatonal, llegamos a la Catedral de San Esteban, coronada su techo cerámicas que lucen con una coloración muy especial. por dentro hermosísima  vale la pena visitarla.

Fuimos hasta la Swedenplatz, donde pudimos apreciar el Danubio, con una movida muy especial, sus cafés, heladerías, etc., es un bonito lugar al lado del Rio.

A la hora del máximo esplendor, pudimos disfrutar de un concierto musical   con ópera, lírica y danza, no se puede uno ir de Viena sin disfrutar de lo que más importa allí la música clásica.

Miguel