Bulgaria

Sofía

Bulgaria: República de la península balcánica en el SE de Europa, a orillas del mar Negro

¡ Qué frío en la terminal ! Llegamos a las 7 y es muy temprano, está lleno de gente extraña que hablan a los gritos, suben a omnibus repletos y hay un grupo de hombres gitanos que envían a sus mujeres a no sé que lugar del mundo y gesticulan, hacen gestos y gritan con el chofer de un omnibus de colores brillantes.

 

Estamos en Skopje Macedonia prontos a partir hacia Sofia en Bulgaria. Los tracios fueron sus primeros habitantes  y en el siglo I los romanos convirtieron este territorio en una provincia de su imperio.

Tres siglos más tarde la región pasó a manos del Imperio Bizantino, luego se establecieron en el lugar tribus eslavas. Mucho más tarde en 1396 Bulgaria cayó bajo dominación otomana, situación que se extendió hasta 1878, cuando concluyó la guerra ruso – turca, con el Triunfo de Rusia.

País comunista tras la segunda guerra mundial mantuvo fuertes lazos con la antigua Unión Soviética . Es que los búlgaros han visto a los rusos como liberadores desde 1878 cuando las tropas del zar ayudaron a derrotar a los turcos otomanos que habían gobernado Bulgaria por más de 500 años.

Actualmente tiene un gobierno democrático comprometido con la economía de mercado.

Sus centros de descanso en el mar Negro han sido desde hace tiempo preferidos por los veraneantes de Europa oriental. Los búlgaros protegen sus sitios históricos, desde una tumba tracia de 2.300 años de antiguedad a cientos de reservas de la naturaleza.

Después de conocer sus orígenes les contamos que el viaje transcurrió en un  camino con bosques, montañas cubiertas de nieve y nevando por tramos. Llegamos al puesto fronterizo,  nos pidieron los pasaportes, tardaron mucho en devolverlos y cuando lo hicieron uno de ellos exclamó : Argentina :¡ Maradona !.

El hotel elegido fue el ARIS 203 Kniaz Boris/ Str. Sofía y el cambio fue 100 Euros reemplazados por 175 levas búlgaras. Rinden mucho en este país. Es uno de los países más pobres de Europa. Recorrimos la ciudad y es muy linda con sus monumentos, galerías de arte, plazas, museos, teatros, la Opera, el Casino…

El metro, la línea de trolebus, los omnibus, hacen de esta ciudad un lugar con un sello propio. El folklore y la tradición hacen que cintas, pompones, las muñequitas tejidas de colores blanco y rojo simbolizan pureza y pasión y es un símbolo de la ciudad.

Como lugar importante de la ciudad es el bulevard Tsar Osvoboditel y sus alrededores. Comienza el recorrido en la Universidad de Sofía, el Parlamento, la Iglesia rusa, la Galería Nacional y la Presidencia.

La Catedral Ortodoxa de Alexander Nevski fue construída en honor a los caídos rusos en la Guerra de liberación de Bulgaria de 1878 y está dedicada al santo héroe de los rusos.

La lengua búlgara suena parecido al ruso ; ambas utilizan el alfabeto cirílico. Esta ciudad está llena de puestos de flores y sobre todo de rosas. También está lleno de casinos,  parece que cada tres cuadras hay uno.

Hay un mercado enorme  donde venden artículos de todo tipo , podés comer, comprar recuerdos y cualquier tipo de alimentos que se te ocurra o simplemente recorrerlo. Si querés disfrutar de un almuerzo muy especial  está HAPPY que como detalle en las mesas tiene un condimento típico búlgaro escrito en su idioma pero muy parecido al curry, y… las mozas son chicas muy rubias y jovencitas con unas minifaldas impactantes en rojo y blanco.

Estamos prontos a partir hacia Rumania y nuestro nuevo encuentro será en su capital Bucarest.

joelcurco