Turquía

Browsing Category:

Turquia

439471_noch_vankuver_kanada_ogni_zdaniya_6360x4240_(www.GdeFon.ru)

Turquía: Estambul: la ciudad de los 100 nombres

Estambul es una ciudad muy prolija en historia, cultura y en nombres… ha sido bautizada más de cien veces por sus distintos moradores y gobernantes de turno. El primer nombre fue Bizancio, heredado de los antiguos griegos hace más de2600 años; luego siguió Constantinopla, apelativo otorgado por los romanos en honor a su Emperador Constantino. Durante el dominio del Imperio Romano de Oriente surgieron otros nombres derivados de la manía romana de poner nombres referentes a ellos mismos o a sus seres queridos. Augusta Antonina, Nueva Roma o Roma Constantinapolitana fueron algunos de los “alias” de esta disputada y reputada ciudad.

Tras la derrota de los romanos por parte de los árabes y la creación del Imperio Otomano en 1453, ya tenía muchos nombres adicionales, los árabes la llamabanKonstantiniyye y los de ascendencia griega o turca la llamaban Istambolin (que en griego significa “En la Ciudad”). Tras la caída del Imperio Otomano y la proclamación de la independencia de Turquía en 1923, El líder Atatürk estableció que de ahora en adelante la ciudad se llamaría Estambul siguiendo el nombre de ascendencia turco que tenía (Istambolin), e incluso ordenó que cualquier comunicado dirigido a una ciudad llamada “Constantinopla” o con otro nombre distinto a Estambul, sería devuelta sin explicaciones.

Hoy en día no hay dudas sobre el nombre actual de esta gran urbe “Estambul”, que cuenta con más de 14 millones de habitantes y que se jacta de ser la única urbe del mundo que está en 2 continentes: Europa y Asia. Así como su variedad de nombres, la cultura es tan diversa que todo se funde en una mezcla cautivante de creencias, sabores, religiones y costumbres. ¡Estambul es simplemente fantástico! Un paseo por el Bósforo, un masaje relajante en un Hamam, una deliciosa Kebab, los dulces, nueces, pescados y mejillones que venden en sus calles, las torres de las mezquitas que dominan el horizonte, los pescadores que atestan sus puentes y las montañas sinuosas que la rodean, hacen que sea una ciudad mágica, donde confluye todo: montaña y mar, historia y modernismo, religión y diversión, Asia y Europa. Es un lugar con todo el encanto de Oriente pero con un tinte occidental que le da un aire liberal. No pienses en conocer esta increíble ciudad en 2 días; una semana será poco para todo lo que hay por ver, probar, disfrutar y vivir en Estambul… ¡las opciones son tan variadas como sus cientos de nombres!

Mi recorrido por Estambul (datos para el visitante)

Esta ciudad además de ser gigante, tiene la particularidad de estar inmersa entre montañas, el mar, canales y puentes; lo que hace que recorrerla sea algo difícil para quién no la conoce… es necesario leer un poco antes de ir y llevarte un buen mapa en la mano; así se evitan pérdidas de tiempo y dolores de cabeza. El primer complique es entender su sistema de transporte: es una mezcla de buses, metro, trenes, tranvías, funiculares, buses acuáticos y barcos… jeje, es la locura, lo sé; pero al menos es un transporte organizado. Normalmente hay que pagar un token de $2TYL cada vez que ingresas a un sistema de transporte, y no es gratis pasarte a otra línea de transporte o hacer transbordo. Es bueno planear los recorridos del día para mirar qué transportes son los que más te convienen, así como leer en internet cuál puede ser la mejor ruta para hacer tus recorridos.

Los viajes en taxi no suelen ser muy costosos, y a altas horas de la noche es una buena opción tomarlos. La tarifa desde el Aeropuerto Atatürk (internacional) a Sultanahmet (centro) o Galata cuesta entre $31-38 TYL. Estambul tiene 2 aeropuertos, el primero y más importante (Atatürk) queda 20km al occidente del centro, y el otro (Sabiha Gökçen) diametralmente opuesto (al oriente) y retirado del centro. La mayoría de vuelos internacionales llegan a Atatürk. La forma más barata de viajar desde y hacia los aeropuertos es en bus de Havaş que sólo cuesta $10 TYL al Aeropuerto Atatürk, tarda entre 30 y 60 minutos según el tráfico y opera entre 4am y 12 de la medianoche cada media hora. Es fácil llegar al punto de parqueo desde donde sale el bus en el aeropuerto; y tiene paradas ya establecidas en Sultanahmet y en Galata (En Plaza Taksım). En caso de llegar al otro aeropuerto (Sabiha Gökçen) también hay buses deHavaş que van por $14 TYL en los mismos horarios. Si tu elección es viajar en bus, todos salen de la gigantesca terminal Esenler Otogar, que queda a 10 km al occidente del centro de la ciudad. Puede llegarse en metro hasta la Terminal (estación “Otogar”). Desde allí salen buses a los países cercanos y al interior del país (a Ankara por ejemplo).

¿Dónde alojarse? Galata vs Sultanahmet. 

Para hospedarte en Estambul debes decidir en cuál de estas dos zonas te quedarás, pues además de ser las más turísticas, son las que más cantidad de alojamientos tienen concentrados. La zona más tradicional de la ciudad, donde están las atracciones más conocidas (Iglesia de Santa Sofía) se llama Sultanahmet; sin embargo, por esta misma concentración de visitantes y sitios históricos y religiosos, tiene la desventaja de que todo es más caro y tiene menos vida nocturna debido a la cercanía de sitios religiosos. Por otra parte, Galata es una zona más moderna, cercana a la Plaza Taksım, donde podrás encontrar comida a bajos precios, ventas de ropa, bares, discotecas, y todo lo que necesitas. El eje es la peatonal llamada Ístikal Cadessio Avenida Ístikal, una de las más concurridas y famosas de Estambul; los fines de semana está repleta de gente… la desventaja por consiguiente es el ruido y la aglomeración de personas, por lo que si tienes planes de salir de rumba en la noche esta es la mejor opción de alojamiento. Al contrario, si quieres estar más tranquilo y relajado pues Sultanahmet es donde deberías alojarte. De todas maneras los tranvías No 1 y No 5 y los funiculares No 1 y No 2 pueden transportarte fácilmente entre Sultanahmet y Galata (imprimir este mapa, es muy útil http://mapa-metro.com/mapas/Estambul/mapa-metro-estambul.png). Estos transportes operan entre 6am y 12 de la medianoche solamente.

Yo opté por alojarme en Galata y creo que fue una buena idea pues pude hacer mis recorridos fácilmente y salir en las noches hasta tarde; hay buenos restaurantes, bares y discotecas de todo tipo en la zona. Es un lugar moderno y con mucho más movimiento. El hostal que escogí fue Chillout Cengo Hostel (Hüseyin Ağa Mah.Atıf Yılmaz Cad.Halas Sok. No 3), http://www.cengohostelistanbul.com/, me costó $25 TYL por noche en dormitorio de 6 personas. Está ubicado a unas 6 cuadras de la Plaza Taksım y a 2 cuadras de la Av. Ístikal, muy central; el lugar es cómodo, tiene cocina, baños limpios compartidos y lo básico para estar bien (no incluye desayuno); su único defecto como ya había mencionado es el ruido, hay rumba hasta altas horas de la noche; la solución es llevarte unos tapones de goma para los oídos y ya está… duermes como un bebé.

Algunos recorridos por la inmensa Estambul

Llegué al Aeropuerto Atatürk en la tarde desde Capadocia en un vuelo de Turkish Airlines. A la salida es sencillo ubicar los buses de Havaş que por $10 TYL te llevan hasta Plaza Taksım en 45 minutos. Una vez allí la orientación es fácil, basta tomar la famosa calle peatonal Ístikal Cadessi, recorrer unas 6 cuadras y girar a la derecha dos para llegar al hostal, recorrido que se me hizo eterno por la pesada maleta y las ganas que tenía de llegar ya. Para rematar, el hostal quedaba en un tercer piso, por lo que fue más el peso que me tocó cargar para llegar (venía de más de 40 días de viaje en Israel). Hoş Geldiniz (Bienvenido en turco), decía en el tapete de la puerta con una carita sonriente… y yo con la lengua afuera jaja.

Una vez instalado en el Hostal Chillout Cengo,  salí a caminar por los alrededores de la zona de Galata. Es un área muy comercial, repleta de ventas de comida, ropa, gente que va y viene, jóvenes departiendo, el tranvía apurándose paso entre los ríos de gente que transitan por la peatonal Ístikal… en fin, una mezcolanza de cosas muy al estilo turco. Sin embargo, para el viajero tiene sus ventajas: comida, almacenes, droguerías y diversión por doquier; y el hecho de ver a los turcos en su ambiente natural, lejos de las hordas de turistas que hay en otros sectores de la ciudad. Vale la pena sentarte un rato a ver cómo los “estambuleños” disfrutan de un partido del Galatasaray u otro de sus renombrados equipos (adoran el fútbol), pasar por elmercado del Balık Bazari y comerte un dulce turco (Turkish delight)o unos mejillones de los que venden en las calles con arroz; o tomarte una cerveza en sus callecitas aledañas. En los bares la cerveza no es barata, pues te puede costar $14 TYL una pequeña, así que prepara el bolsillo si quieres beber alcohol, los impuestos son altos para estas bebidas en los bares. La fiesta puede durar hasta las 4 de la mañana perfectamente en sus muchos bares de todos los estilos: rock, electrónica, fiestas temáticas, música turca y hasta discotecas gay un poco escondidas. Por su parte, la comida puede ser barata si la buscas, y por sólo $12 TYL puedes conseguirte una Kebab con postre y bebida (prueba todos los postres turcos, ¡son deliciosos. En fin, la fiesta me duró hasta las 4 de la mañana y a esa hora volví a mi ruidoso hostal a dormir.

Galata es una zona interesante de la ciudad, y la plaza Taksım su corazón. Allí se encuentra el Monumento al padre de la patria turca: Kemal Atatürk, el cual mantiene lleno de ofrendas florales. En plaza Taksım podrás encontrar comida de todo tipo a cualquier hora del día o de la noche, desde las famosas y económicas Dönner Kebabs, hasta restaurantes temáticos y hamburguesas en la calle… además desde allí salen líneas de metro y buses a todas partes de la ciudad, y hasta un tranvía del hace más de un siglo que recorre pausadamente la calle peatonal Ístikal a lo largo de los 2 kilómetros que separan la plaza Taksım de la Plaza del Funicular (Tünel). Este sistema de transporte es el segundo más antiguo del mundo en una ciudad después del metro de Londres.

A la mañana siguiente me levanté temprano con la firme intención de recorrer gran parte de Estambul. Caminé por la Av. Ístikal hasta llegar a la plaza del Funicular, y tomé el desayuno en uno de tantos cafés cercanos. Desde la plaza del funicular se puede acceder hasta la famosa Torre Galata, construida por los Genoveses hace varios siglos y la cual se ve desde varis partes de la ciudad. Por $20 TYL puedes subir en un ascensor y tener una hermosa vista de 360 grados de toda la ciudad… ¡es muy bonito! Luego caminé hasta llegar al Puente Galata que comunica Galata con Sultanahmet, es interesante pasar por este puente pues me impresionó la gran cantidad de pescadores que hay allí, ¡parece ser que la abundancia de peces en Estambul es magnífica! Es un lugar bien pintoresco de la ciudad. Precisamente bajo este puente que es e 2 pisos, hay una serie de restaurantes sencillos donde venden uno de los platillos marinos más conocidos de la ciudad: Balık Ekmek, que no es más que un sándwich sencillo con pescado asado, tomate y cebolla, pero que es bien rico y económico ($5 TYL).

Al cruzar el puente las cosas cambian… tráfico más pesado, mujeres musulmanas con sus atuendos tradicionales, turistas, y un hormigueo de personas y ventas de todo tipo de cosas… especias, dulces, servicio de embole de zapatos, comidas, ropa y hasta sanguijuelas para tratamientos médicos… Sultanahmet es en realidad done se funde la parte moderna de Estambul con sus tradiciones de antaño y con los miles de visitantes que la frecuentan… Al frente del Puente Galata está una imponente estructura otomana que es la Mezquita Cami, una buena oportunidad para ver más de cerca las tradiciones musulmanas aún latentes con fuerza en el pueblo turco. Podrás ingresar sin pagar y con sólo quitarte los zapatos y llevar un vestuario adecuado (hombros y piernas tapados)… las alfombras que adornan estas mezquitas son hermosas e inmensas… las lámparas que penden del altísimo techo son fastuosas y el ambiente en sí es impresionante… ver cómo se separan hombres y mujeres para orarle a Alá, las posiciones que adoptan, sus cánticos y la belleza espléndida del lugar son de recordar… eso sí, todo dentro del mayor respeto a sus tradiciones y costumbres. Cerca a la mezquita hay otros sitios interesantes como el Mercado de Especias y la Tumba del Sultán Abdülhamit, también de ingreso libre.

Caminé un poco por el sector hasta llegar a la famosa Mezquita Azul (Sultanahmet Cami), tal vez una de las que más impresionan desde afuera por su gran tamaño y la altura de sus minaretes. Esta mezquita también tiene ingreso libre. La mecánica es la misma: ropa adecuada y nada de calzado. Te darán una bolsa para que guardes tus zapatos. Es igual de hermosa por dentro que la mezquita Cami, pero tal vez más grande. Al cruzar un parque arborizado llamado Plaza Sultanahmet se llega al sitio más renombrado de todo Estambul: La Iglesia de Santa Sofía (Hagia Sophia), definitivamente un lugar imperdible de la ciudad. El ingreso cuesta $20 TYL por persona y vale totalmente la pena… es un lugar impresionante por su tamaño, la belleza de sus interiores, los mosaicos, las lámparas y el tipo de iluminación que tiene… el mejor momento para ir es al caer la tarde, cuando puede verse el cambio de iluminación de la natural a la de sus lámparas. Además es una estructura bastante antigua, construida en el siglo VI DC durante la hegemonía del Imperio Romano de Oriente. Durante más de 1000 años fue la estructura cerrada más grande del mundo. ¡Simplemente imperdible!

Ya al atardecer caminé un poco más hasta llegar al Parque Gülhane, uno de los más grandes de la ciudad y que bordea el Palacio de Topkapı. Hay senderos peatonales, muchos jóvenes que van a  pasar la tarde y una vista muy bonita del Estrecho de Bósforo. Caminé por la Calle Divan-Yolu y cerca a la estación del tranvíaçemberlitaşcomí en un buffet un pollo en salsa con champiñones más un delicioso postre turco por $13 TYL. Ya con el estómago lleno, me dirigí hacia otro de los lugares imperdibles de la ciudad: el famoso Bazar de Estambul (Kapalı Çarşı), lugar de éxtasis y frenesí para los compradores compulsivos… lámparas, alfombras, ropa, todo tipo de artículos en cuero, especias, comidas, de todo, de todo, de todo! Es como un laberinto bajo techo que tiene más de 4400 almacenes y en el que te puedes llegar a perder… ¡es gigante! Se dice que es el centro comercial más grande del mundo. Como no soy infalible a las compras, terminé comprado algunas cosas para regalos, dos camisas, una remera de la selección turca y una chaqueta… ¡como $300 TYL todo jaja! Estos turcos sí que saben vender y ofrecer cosas… son negociantes natos, debes siempre pedirles rebaja y volver luego… hacerte el difícil y te darán mejores precios. Definitivamente comprar en el bazar de Estambul es una experiencia que hay que vivir en tu paso por Turquía.

Para rematar la noche, tomé el tranvía en la estación Beyazıt y fui hasta la estaciónKabataş, que queda al otro lado en Galata. Aproveché para ver desde afuera el majestuoso y lujoso Palacio de Dolmabahçe, construido en 1842 por los otomanos y que cuenta con más de 285 cuartos. Sólo lo pude ver desde afuera y en la noche pero dicen que por dentro es impresionante. Ya bien cansado volví a mi hostal para descansar. En el dormitorio conocí un par de amigos turcos con quiénes hice una buena amistad: Gökhan y Samet; los chicos eran del interior del país (Ankara) y vinieron a conocer Estambul… y como muchos turcos, eran enfermos por el fútbol… Nos pasamos más de 3 horas conversando sobre nuestras vidas, el Barcelona, el Milán, Messi, Cristiano Ronaldo… con la ventaja que uno de ellos manejaba bien el inglés… Incluso los dos reconocían quién había sido el Pibe Valderrama, tal vez el jugador colombiano más famoso.

Madrugué al día siguiente y aproveché para decirles a mis amigos turcos que me acompañaran a una droguería a comprar unos medicamentos para la gripa porque seguro que ellos podrían orientarme más a la hora de entenderme con el vendedor (que no hablaba nada de inglés por cierto). Luego fuimos caminando hasta un restaurante en la zona de Karaköy donde querían llevarme a desayunar… muy bueno por cierto, se llama Restaurante Namli Gurme Karaköy, y es una especie de venta de comida por pedido, con charcutería, quesos, vino y todo tipo de dulces. Allí desayunamos el famoso Menemem que es una especie de omelette con huevos al estilo turco, acompañada de pan y el infaltable té tuco de manzana, todo por $15 TYL. Para los turcos los dulces hacen parte de su tradición culinaria, por lo que no estábamos completos sin pasar a comernos un famoso Bakhlava que es el postre turco por excelencia. El sitio se llama Karaköy Güllüoğlu Baklavacısı, y es una gigantesca tienda dedicada a la venta de bakhlavas de todos los sabores y colores; con chocolate, pistacho, nueces y en todas las presentaciones; la verdad son deliciosos y económicos ($15 TYL por 5 bakhlavas que escojas), y junto con el Turkish delighthacen parte de la deliciosa tradición dulcera turca.

Me despedí de mis amigos turcos y crucé el Puente Galata para llegar al muelle deEmınönü desde donde salen los Ferry botes que hacen los Cruceros por el Estrecho del Bósforo; esta es otra de las actividades más clásicas para hacer en Estambul. Vale la pena sacar el rato para ver los barcos que transitan por este famoso estrecho, los gigantescos puentes y sus alrededores con mansiones ostentosas al borde del mar. La mejor opción para hacer el recorrido es tomar los botes que tardan 3 horas, son de 2 pisos y con muchos turistas a bordo. Se puede preguntar por el embarcadero de Sehir Hatlari, IDO, o TurYol. No pagar más de $10 TYL por el viaje. Al finalizar la tarde fui caminando hasta el Palacio de Topkapı donde la entrada cuesta $20 TYL y puedes recorrerlo en 3 horas. Este palacio fue el sitio de resguardo de los emperadores otomanos por siglos y su arquitectura es bastante interesante, con reliquias islámicas y cristianas. Seguramente para los amantes de los museos será un sitio imperdible, pero en mi caso lo vi un poco pesado y más orientado a musulmanes que quieren ver reliquias de Mahoma y los antiguos emperadores de origen árabe. Sin embargo, es un sitio bonito con vistas hermosas de la ciudad.

Ya en la noche retorné a Galata y comí por última vez en el mercadillo de Balık Bazari,donde siempre me llamó la atención la gran cantidad de pescado que se vende por precios razonables (por $20 TYL puedes tener un almuerzo más que decente). Salí un rato en la noche y me puse a hacer mi maleta pues a la mañana siguiente debía estar a las 5am en el aeropuerto para tomar mi vuelo hacia Rusia… Tomé el primer bus deHavaş a las 4am de la Plaza Taksım hacia el aeropuerto Atatürk… Estambul es una ciudad que me dejó impresionado por la infinidad de cosas para ver, oler, conocer, degustar… si bien durante muchos años fue la mayor urbe y la más cosmopolita del planeta, aunque ya no lo sea, Estambul continúa teniendo una historia invaluable y un futuro prometedor entre el modernismo que se impone y las tradiciones ancestrales de imperios esplendorosos que la gobernaron por siglos. Sin duda una ciudad para conocer con calma y con mente abierta.

DAMELO

fmghryqh-1340247891-bg

Turquía: Capadocia: ¿Esto es Marte, la Luna o la Tierra?

Cuando empiezas a ver el paisaje desértico de Capadocia, con miles de formaciones rocosas en forma de hongo o de espárrago y con casas talladas en las mismas rocas desde donde se asoman unas pequeñas ventanitas y una puerta en cada casa, te empiezas a preguntar si esto en realidad es la tierra o estás en la Luna, Marte o quién sabe en qué planeta habitado fuera de la Vía Láctea… sin exagerar, es uno de los paisajes más extraños que he visto en la vida, y nada tiene que envidiarle a esas ciudades extrañas que muestran en las películas de ficción como La Guerra de las Galaxias. Es sin duda alguna un lugar único e irrepetible. Las formaciones rocosas de las que hablo se conocen vulgarmente como “Chimeneas de las Hadas” y deben su forma a la erosión milenaria del viento y del agua sobre esta zona rocosa hecha de lava seca que emanó de los volcanes cercanos hace miles de años. Capadocia está localizada en el interior de la meseta de Anatolia, en el corazón de Turquía, a unos 400 km de distancia de Estambul.
Además de casas construidas sobre la roca, en Capadocia podrás encontrar iglesias hechas en cuevas y ciudades subterráneas completas que datan de hace más de 2000 años, al mejor estilo troglodita o de los Picapiedras, lo que le da un toque más loco al asunto… también puedes visitar valles rocosos con hermosos ríos e iglesias perdidas en la nada, pequeños pueblitos campesinos que viven en casas sencillas al lado o dentro de las rocas, y todo tipo de bellezas naturales exóticas… y para acabar de ajustar puedes recorrer toda la zona en un globo aerostático al amanecer, para contemplar desde lo alto este lugar tan increíble ¡Capadocia es un lugar mágico y único!

¿Qué se siente dormir en una cueva como un troglodita? En tu hostal u hotel lo podrás experimentar. Observar cómo las familias del lugar aún cocinan con leña que traen del bosque en sus caballos, ver cómo se fabrican artesanalmente las más bellas alfombras o vivir de cerca la tradición musulmana arraigada que aún conservan los habitantes del lugar, son cosas que sólo podrás vivir en un lugar como este, donde lo real y lo imaginario están muy cerca el uno del otro y donde podrás dar rienda suelta a tu imaginación y pensar cómo fue la vida en la edad de piedra cuando las rocas y las cuevas eran los hogares de nuestros antecesores humanos. Capadocia es un lugar para soñar, volar por los aires y recordar… ¡Uno de esos sitios únicos y auténticos de nuestro bello planeta! No sé si Lonely Planet o Discovery lo recomiendan, pero para mí está en el top de recomendados sin duda alguna ¡Si pueden no duden en visitar este increíble lugar y verlo desde los aires en globo!

¿Cómo llegar y dónde dormir en Capadocia? Datos interesantes para el viajero

Capadocia fue el primer lugar que visité de Turquía. Cuando planifiqué mi viaje a Israel desde Colombia, incluí una visita a Turquía y otra a Rusia luego de terminar el curso de Manejo de Aguas al cual asistiría en Tel Aviv. Por la página web de Expedia compré los tiquetes Tel Aviv-Estambul y Estambul-Moscú, los cuales me costaron (ambos) $549 USD. El tiempo de vuelo Tel Aviv-Estambul es de 2h 20 y Estambul-Moscú de 3h 10. En ese entonces, a los colombianos nos exigían visa turca, requisito que afortunadamente ya quitaron en 2012. Sin embargo, la visa de Turquía (1 entrada) y todos los trámites me costaron cerca de $360.000 pesos colombianos. Al día siguiente de la finalización de mi curso en Israel salí a las 6:15am con destino a Estambul. La hora en Turquía es la misma que en Israel, aproximadamente entre noviembre y marzo es +2GMT (7 horas más que en Colombia) y el resto del año +3GMT (8 horas más). Una vez en el aeropuerto Atatürk de Estambul cambié unos cuantos dólares para tener Liras Turcas (TYL), que es la moneda de Turquía. La tasa de cambio en el momento estaba en 1USD=1,84 TYL, es decir que una Lira Turca equivale a $1015 pesos colombianos aproximadamente.

Previamente había comprado también a través de la página de Turkish Airlines (www.turkishairlines.com) unos tiquetes intermedios entre Estambul y Capadocia que me costaron $178 TYL ($97 USD) ida y vuelta, lo que me pareció muy económico para ser 1 hora 20 minutos de viaje cada trayecto. No los compré por la página de Expedia puesto que me salían misteriosamente más caros (nunca supe porqué). Vale la pena aclarar que Capadocia como tal es una extensa región de Turquía central, y puede llegarse allí por tierra o aire; en bus desde Ankara son 5 horas o desde Estambul 12 horas y $50 TYL cada trayecto, que es la vía más económica pero extenuante. Como yo disponía de poco tiempo y la diferencia de precios no era mucha, opté por irme en avión. Para llegar a la zona existen 2 aeropuertos, el primero es el de la ciudad deKayseri, ubicada a una hora de viaje por tierra de Göreme, principal centro de llegada de turistas a la zona. El segundo en la población de Nevşehir, a 40 minutos de Göreme pero en dirección opuesta (al este). La opción más económica y que se ajustaba más a los horarios de llegada de mi vuelo desde Tel Aviv, era volando a Kayseri desde Estambul (vuelo con salida a las 12:55) y retornando a Estambul desde Nevşehir en el vuelo de las 11:55. De esta manera destiné 2 días para recorrer Capadocia.

En la zona hay infinidad de cosas por hacer, pero tal vez lo más impresionante es el viaje en Globo Aerostático al amanecer, en el cual se divisa toda la región. El precio oscila entre $130-160 Euros por 1 hora que estás en el aire. Las canastas de los globos varían en capacidad de 15 a 40 personas, y entre más gente vaya pues más barato es el vuelo pero observas menos y vas más estrecho. Otras de las opciones son los pueblitos tradicionales como Göreme (donde normalmente te hospedas), las ciudades subterráneas de las cuales la más reconocida es Derinkuyu; así como parajes naturales como el Valle de Ihlara, rodeados de lindos ríos y bosques repletos de iglesias antiquísimas y monasterios construidos sobre las rocas.

El mejor sitio para hospedarse es Göreme, pues tiene la mayor oferta de hostales, restaurantes y servicios turísticos. Es un lugar económico, por lo que podrás pasar 2 o 3 días recorriendo la zona sin gastar mucho dinero (lo único que te va a doler un poco el bolsillo es el viaje en globo, pero este es un imperdible si vienes a Capadocia así que alista tus euros). Entre tantos hostales, tuve la fortuna de dar con uno que me gustó mucho; aunque es muy sencillo en comodidades, sus desayunos y la ayuda que te brindan para organizar tus desplazamientos lo compensan todo; ¡además podrás disfrutar de la real experiencia de dormir en una cueva! Los datos son: Shoestring Cave Hostel (Kazim Eren Zokak 25) www.shoestringcave.com Tel: +903842712450. En mi caso me cobraron $25 TYL por noche con desayuno incluido en dormitorio de 7 personas en una confortable cueva.

Recorrer Capadocia por tu cuenta puede ser una tarea bastante engorrosa, porque la gran mayoría de la gente sólo habla turco, el transporte entre las pequeñas poblaciones es limitado y los sitios para ver se encuentran retirados entre sí; por tal motivo recomiendo contratar previamente los tours y transportes si se puede; en el caso del hostal Shoestring Cave donde me alojé, ellos me prestaron el servicio de reserva de la gran mayoría de recorridos por medio de correos y dándoles un número de tarjeta de crédito válido. Con ellos reservé el servicio de shuttle desde el aeropuerto de Kayseri hasta Göreme por $20TYL/p y desde Göreme hasta el aeropuerto de Nevşehir por lo mismo ($20TYL/p). Por otra parte, reservé el Viaje en Globo Aerostático ($140 Euros/p) para la mañana siguiente al día que llegaba, y también el Tour del Sur ($30 euros/p) ese mismo día, que son los recorridos más recomendados. Sin embargo, hay otras opciones de recorridos y tours que se pueden contratar directamente con el hostal, ver www.shoestringcave.com/en/activities. Es recomendable tener un día de gracia por si el globo no puede salir el día presupuestado por condiciones climáticas o por fuertes vientos, así tendrás la opción de tomarlo al día siguiente por si acaso. Siempre los globos salen en la madrugada (6am).

Mi recorrido por Capadocia

Llegué en horas de la tarde al aeropuerto de Kayseri y allí estaba un señor que no hablaba nada de inglés esperándome con mi nombre escrito sobre un papel; tras 1 hora de viaje a través de las montañas, llegamos a mi hostal en Göreme. Al observar este pequeño poblado, parece que hubieras llegado a Marte o algo así; las casas están construidas en rocas con forma de espárragos gigantes y de ellos sale el humo de las chimeneas y se asoman los paneles solares con los que calientan el agua para ahorrar energía… sólo falta que salgan los Picapiedras a saludarte o a pasear a Dino jaja. No podrás esperar a dejar tirada la maleta en tu hostal para salir a recorrer las calles de tan particular pueblo, ver sus mezquitas, sus tiendas, las casas sencillas de sus pobladores y los numerosos restaurantes y ventas entre las que destacan las de alfombras, lámparas y todo tipo de colgandejos y pulseras hechas con Nazares(amuleto azul en forma de ojo). ¡Pasarás un buen rato comprando y mirando! Otra cosa que hay que hacer es meterte a uno de sus restaurantes y comerte una Testi Kebab, que es un estofado de carne y verduras hecho al horno y servido en una vasija de barro la cual parten en el preciso momento en que la sirven. La acompañan con pan y una Cerveza Efes ¡Es deliciosa! Hacer cuentas de $19,5 TYL la Kebab y $5,5 TYL la cerveza en el Restaurante Kale Terrasse, uno de los mejores del pueblo, al lado del mercado de artesanías.

En la noche no hay muchas opciones de diversión en Göreme, mucho menos en la época en que fui (finales de noviembre) cuando en la noche la temperatura puede bajar a los 0°C. Salvo que te quedes tomándote unas cervezas, una botella de vino o de Rakı en uno de sus restaurantes, no es mucho lo que hay por hacer, por lo que muy rápido me fui a meter entre las cobijas y a conectarme un rato a Internet desde el hostal. La vida nocturna no es muy difundida en este lugar puesto que las tradiciones musulmanas aún son muy arraigadas en su población a pesar de la gran cantidad de turistas que los visitan.

El madrugón de la mañana siguiente fue tenaz, pues mi espíritu latino “aseado” me hizo meterme a la fría ducha a las 5am, con una calefacción más bien mala puesto que trabaja con energía solar y luego de recibir todo el frío de la noche ¡esa agua estaba helada! Como pude me duché y salí corriendo por el patio del hostal (el baño no quedaba en la habitación) y me vestí a toda carrera a ver si me calentaba un poco. A las 6am llegaron a recogerme para ir a tomar un café y unas galletas antes de emprender mi tan esperado Viaje en Globo. Sin duda alguna la experiencia de principio a fin es maravillosa, desde que ves cómo empiezan a calentar el aire del globo en la madrugada, luego cuando alza vuelo y empiezas a ver cómo te alejas del piso, así como los paisajes indescriptibles que verás durante el recorrido, todo es increíble y mágico… a la par de tu globo verás otros 20 o 30 que también alzan vuelo cerca a vos, dándole al exótico paisaje lunar de Capadocia una belleza excepcional. Recomiendo totalmente este viaje en globo, opino que es una de esas cosas que debes hacer antes de morir… aunque a veces creas que la llama que calienta el aire te va a quemar todo el cabello y la cara, aunque se te congelen los labios y la nariz del frío de la madrugada; o aunque cuando el globo pierde altura y casi roza la tierra durante el vuelo pareciera que te fueras a morir en ese instante! Jeje. No hay palabras para describirles lo que se siente estar allí volando por más de 1 hora y ver como sale el sol en el horizonte, es un momento realmente emocionante… al finalizar el viaje, la canasta del globo repleta de pasajeros cae sobre el tráiler de un camión y nos hacen descender del mismo para entregar los certificados de viaje en globo y celebrar junto con el piloto con una copa de champaña… ¡Salud! Regresé a mi hostal emocionado y muy contento a las 8am a desayunar y esperar que me recogieran para hacer mi segundo tour del día: El Tour del Sur.

El Tour del Sur (o Tour Verde) es después del viaje en globo, el recorrido más solicitado en Capadocia porque permite ver en 1 día la gran mayoría de sitios interesantes de la zona (cuesta $70 TYL/p). Te recogen en tu hostal a las 9 de la mañana y empieza el recorrido por Esentepe, que es un mirador desde donde se puede ver el pueblito de Göreme y varias tiendas de artesanías a precios carísimos (en el pueblo las conseguirás iguales y más baratas). Luego se visita la Ciudad Subterránea de Derinkuyu, un sitio bastante impresionante que data del siglo IX AC, que es tan grande que se dice que pudo albergar a más de 50.000 personas que en tiempos de los Romanos y Bizantinos se escondieron de sus enemigos en estas ciudades bajo tierra, de las cuales hay más de 36 en la zona de Capadocia. Luego se llega a uno de los puntos de acceso al Valle de Ihlara que es un cañón de 100 metros de altura por el que pasa el Río Melediz y donde hay ubicadas varias iglesias antiguas construidas en cuevas. Allí se baja caminando y se recorre por más de 1 hora este lindo lugar con paisajes hermosos, árboles de pistacho y un río cristalino que acompaña todo el recorrido, en el cual se pueden ver patos, gansos y muchos animales más. Finalmente se llega a Belisırma, donde te dan tu almuerzo con pescado sacado del mismo río, delicioso. Es un lugar muy bonito. Luego del almuerzo te llevan a otro de los sitios sorprendentes de la zona: El Monasterio de la Roca de Selime,construido sobre la misma roca y que incluso cuenta con iglesias y cuartos cavados por los mismos monjes, es bien grande y las panorámicas que se tienen son espectaculares. Finalmente te llevan a unos almacenes de artículos en ónice, una piedra semipreciosa abundante en la zona… ¡no compres, son muy caros! Luego de tal recorrido a las 5pm estarás de vuelta en tu hostal, cansado pero contento.

Después de descansar un rato en mi cama, decidí que aún tenía energías para seguir, por lo que pregunté por otra de las atracciones que ofrecen en Göreme: La Noche Turca. Consulté con la gente del hostal y me dijeron que para esa noche habría espectáculo, así que reservé mi cupo por $75 TYL. Me pasaron a recoger a las 8pm para llevarnos a Uçhisar, una población cercana donde sería el show de esa noche. Como es costumbre en Capadocia, el hall-restaurante era en una cueva, y la fiesta comenzó con una cena acompañada de vino y Rakı, el trago turco tradicional; allí puedes comer y beber sin límite; hay variedades de panes, ensaladas y carnes, el menú no es lo mejor del mundo pero para un hambre normal y por el alcohol que te dan está bien. Lo mejor llega con las danzas tradicionales de varias zonas de Turquía, la más esperada es la de los Derviches Giratorios (Whirling Dervishes), quienes bailan con sus faldas larguísimas dando vueltas en uno de sus pies. Para rematar el espectáculo sale tremenda bailarina a hacer la Danza del Vientre, otro de los clásicos turcos. En medio de la euforia que causa el alcohol, más de un turista se para a bailarle a la vieja y a hacer el ridículo jeje, es una noche divertida y por poco dinero puedes empaparte de los bailes y comidas turcos sin hacer mucho esfuerzo. ¡El show termina a eso de las 11pm y más de uno sale borracho de la fiesta!

Al día siguiente desayuné en el hostal lo típico de los desayunos turcos que es pan, aceitunas, queso feta, pepinos, zanahoria y jamón; acompañado del famoso té de manzana o de café negro y jugo de naranja. Es extraña la combinación pero es sabroso. En unos minutos me recogió el shuttle para llevarme al aeropuerto de Nevşehir donde tomaría el vuelo directo a Estambul. Entre otros de los recorridos y tours que se pueden hacer desde Göreme por la zona de Capadocia está el Tour del Norte (o Tour Rojo); así como caminatas ecológicas, paseos en caballo o visitas a losBaños Turcos (Hamams). Como ven Capadocia es una región súper interesante y con infinidad de sitios para ver. Hacer uso de los tours guiados es la manera más inteligente y económica de recorrer mucho en poco tiempo. Un viaje en Globo al amanecer, un recorrido por el bello cañón del Valle de Ihlara o las muchas ciudades subterráneas o construcciones sobre la roca son algunos de los encantos de esta región. Si no tienes manera de visitar Marte o la Luna, ¿Por qué no darte la oportunidad de conocer Capadocia?

 

 

miguel
qdjgzbno-1340227701-bg

Turquía: ¿Estoy en Europa o en Asia?

Conocer Turquía después de haber estado en algunos países europeos y otros asiáticos fue mucho mejor para poder entender cómo funcionan las cosas en este país, que podríamos catalogar como parte europeo y parte asiático.

 

Continue reading

bahia-de-estambul

Turquia: Estambul a su aire

Ultimo dia para disfrutar esta encantadora ciudad, a la cual prometemos volver con mas tiempo, dado que es, a mi juicio, una de las capitales del mundo con mas historia y cultura que existan en el mundo, teniendo en cuenta que es una de las tres ciudades que dividen dos continentes, que es una de las mas pobladas, y que por aqui pasaron, nada menos, que el imperio Romano de oriente o Bizantino, el imperio latino, los Otomanos, y finalmente los turcos, cambiando  tres veces de nombre en su historia, Bizancio, Constantinopla y Estambul.

Continue reading