España

barcelona-espana-2

España – Día 12 – Barcelona a pie

Nos levantamos temprano y nos fuimos los cuatro a la plaza del Angel para hacer el Walking Tour gratuito de Sandemans. Nuestra guía Halimeh, una chica española muy macanuda y con un gran conocimiento de historia, hizo la caminata entretenida y muy informativa.

 

Visitamos todo el casco histórico y sus barrios, entre ellos el Born, el Gótico y el barrio de los judíos (Fotos 1, 2, 3 y 4). Vimos la antigua casa del verdugo de Barcelona (Foto 5), que estaba en el límite de la ciudad, ya que nadie quería acercársele, no solo por su trabajo, sino porque también creían que el sólo hecho de tocarlo traía muy mala suerte! Pobre tipo! Que trabajo de m…da! Ni siquiera tenía quien le hiciera la ropa, le permitían que se quedara con la del los finaditos! Vimos catedrales, iglesias, incluso el cristo de lepanto con una peculiar pose, según la leyenda por esquivar una bala de cañón.

Hay mucha historia en esta ciudad, hasta terminamos entendiendo, un poco, por qué es que los catalanes tienen tantas ganas de independizarse de los españoles.

Definitivamente lo que más disfruté y lo que más me llamó la atención es la arquitectura! Como se mezclan las antiguas construcciones romanas con el gótico, el gótico catalán y las locuras del fumado de Gaudí.

Llegó el mediodía y las ganas de almorzar! Como ya habíamos sacado las entradas online para ir a la Sagrada Familia a la tarde, comimos algo por el camino. Cabe destacar que primero fuimos a Can Paixano, un lugar que nos recomendó nuestra amiga Saty, que era hiper barrrato, pero Nani se enojó con uno de la barra que tenía mala onda para explicar lo que había escrito el menú que estaba en catalán! Así que nos fuimos y terminamos en Nostrum comiendo unas focaccias.

La Sagrada Familia… qué puedo decir… la fachada, aunque está en eterna construcción, es impresionante! El interior es increíble, pero luego de haber visto las demás obras de Gaudí, no deslumbra tanto (Fotos 6, 7, 8, 9 y 10).

La verdad me dejó un mal sabor de boca haber pagado tanta plata para subir a las torres, para descubrir que no vale la pena, ni un poquito. Desde la parte superior de las torres no se puede acceder a ninguna otra parte de la catedral y la vista que queda de la fachada exterior está tapada por andamios y como una especie de media sombra de protección que no permiten ver nada!

Caída la tarde-noche, mientras caminábamos el largo regreso hacia el dpto. pasamos por uno de los lugares más venerados por Nani… los que la conocen saben que no me refiero a ninguna tienda de ropa.

Cruzamos la plaza Cataluña y ahí estaba… el logo de una manzana mordida se reflejaba en los ojos de la rubia y la atraía con un mágico magnetismo del cual incapaz de escapar y con más de un lustro sin adquirir nueva tecnología; practicamente la obligó, cual tecnológico embrujo a adquirir un nuevo teléfono…

Sí! Por fin! La profecía se cumplió! El Iphone!!!! (Foto 11)

Nuestra noche terminó con una cena, que bien podría ser catalogada como tentempié, en la Plaza Real, seguida por un café con una dona en el dunkin donuts.

Ahora a dormir, que la visita se quiere ir…

Laura