Madrid, España

madrid-054

España: Episodio I – Madrid y la España Árabe.-

EPISODIO IMADRID Y LA ESPAÑA ÁRABE.-

Día 1 – 24 de Mayo de 2015:  Salida desde Córdoba (Argentina) y llegada a Madrid. Larguísimo, caro y cansador viaje con Lan de Córdoba a Madrid vía Santiago de Chile. Juro que nunca más!!

 

Día 2 – 25 de Mayo de 2015 – Día de la Fiesta Patria en Madrid: 8 hs. y algo de la mañana, pasamos por la oficina de Hertz en el mismo aeropuerto de Barajas. Habíamos rentado el auto desde Argentina y sólo teníamos que retirarlo. Pero (cuándo no ¡!) el coche resultaba demasiado chico para todo el equipaje de 4 personas que iban a pasar por la prueba de fuego de casi 25 días arriba del auto.  Después de discutir un largo rato y de varias idas y venidas de la oficina al estacionamiento y contando con la muy buena atención y mejor predisposición de la srta. que nos atendió en el mostrador, terminamos con una maravillosa Seat Alhambra diesel  de 7 plazas que era mucho más de lo esperado.-

Programar el GPS y salida para el Hotel Madrisol en el centro de Madrid a unas pocas cuadras de la Puerta del Sol, al que llegamos a las 10 hs.- Primer inconveniente: el Hotel no tenía parking y no se podía estacionar el coche, de modo que nos detuvimos unos minutos, bajamos el equipaje y seguimos a dejar el auto en un estacionamiento subterráneo a dos cuadras a pié, pero ir con el auto ya es otro cantar…… Segundo inconveniente: las habitaciones no estarán disponibles hasta las 2 de la tarde.-

Con el plan de viaje sabiamente previsto de antemano, comenzó nuestro prologado raid pedestre que no terminaría hasta que pusimos un pie de vuelta en la Argentina. Puerta del Sol por la concurrida calle Arenal hasta el Palacio Real, pasando antes por el Teatro Real y luego a la vecina Catedral de Santa María la Almudena a un costado y el regreso por la calle Mayor, el notable Mercado San Miguel, donde se pueden degustar las más variadas comidas al gusto español, esto es: de pié o en una pequeña mesita atestada de gente y con sus colores, olores y rumores tan particulares y, por supuesto, la siempre concurrida Plaza Mayor ya cercana a nuestro hotel al que llegamos largamente pasada la hora fijada para recibir las habitaciones.-

Despues de descansar un rato para reponernos del largo viaje, salimos solos, nuestros compañeros M & G fueron a buscar un local de Decathlon porque querían conseguir algo muy específico, no sé muy bien qué y nosotros continuamos nuestra guía programada por la Gran Vía, a la Plaza Cibeles y un poco más adelante la Puerta de Alcalá, que ahí está, todo en un hermoso  y ya algo caluroso día de sol. De regreso, un café en una mesa en la calle de un bar de la calle Las Monteras, lleno de gentes de todas las nacionalidades y una impresionante exhibición de prostitutas locales y extranjeras, creo.-

G&M no volvieron y comenzamos a preocuparnos hasta que recibimos un mensaje (¡ Aguante WhatsApp!) en el que nos decían que no iban a volver y que nos veríamos al día siguiente.- Consecuentemente, luego de cambiarnos un poco, salimos a comer algo por la misma zona del hotel que a esta hora ya estaba sumamente concurrida y llena de bares de tapas y restaurantes.- Nosotros comimos unas buenísimas tapas de bacalao y de jamón serrano local con un mejor vaso de cerveza en la Taberna La Alhambra la Calle de la Victoria , una verdadera joya radiante de colorido local, atiborrado de personas de los más variados orígenes. Allí, en la barra, tuvimos el gusto de compartir vivencias y sentires en un momento sumamente grato con un cubano exiliado hacía ya muchos años y un artista local.- Una velada memorable.-

 

Antonio