Francia

6a00d83451c7ee69e201b7c72e6e2c970b

Francia: Chambery

Nuestra siguiente parada fue en Chambery, Francia, en los prealpes franceses, no muy lejos de la frontera con Suiza.

Es un pueblo tranquilo, cuidado, que no tiene mucho. Un castillo, una iglesia, callejuelas en la zona centro, bonito pero tampoco muy espectacular. Lo que más ambiente tenía era una plaza alargada que tenía un par de terrazas. Es un sitio que no está mal conocer si te pilla de paso, pero no para desviarse a conocerlo.

Lo que sí merece la pena, y es lo que hicimos al día siguiente, es ir a la zona de lagos  de Aix les Bains, que es un pueblo que está cerca de Chambery.

Es un lago de aguas cálidas, lo que me sorprendió bastante, ya que estando tan cerca de los Alpes yo pensaba que el agua de los lagos iba a estar muy fría, pero parece ser que por la zona hay aguas termales, también en otros lagos relativamente cercanos (el lago de Annecy, el lago Neuchantel (Suiza))).

El baño fue realmente agradable, pasamos todo el tiempo en el agua jugando con los niños. El agua estaba tan cálida que no daban ganas de salir nunca. El hecho de bañarse, en aguas calentitas, rodeada de vistas de montaña era bastante espectacular. Además se divisaban barcos y pueblecitos en la rivera del lago, lo que le daba aún más encanto.

Estuvimos en una zona de “playa”, habilitada para el baño, que habían preparado con zona de césped con árboles y zona de playa de piedrecitas pequeñas y redondas, donde los niños jugaron un montón, sin llenarse de arena.

Podías meterte bastante al fondo sin que cubriera. El agua no estaba del todo limpia, pero estaba bastante clara.

Un sitio altamente recomendable.

Elvira