París

paris

Francia: Día 30 – Último día en París

Hoy es un día medio triste, es nuestro último día! En cambio, Lau y Ro, también se van, pero no a casa. Todavía tienen una semanita extra para pasear por Inglaterra e Irlanda!

 

Nos despedimos de ellos a media mañana y a partir de ese momento nos quedamos solitos una vez más. Cómo debíamos hacer el check out a las 12:00 y no había tiempo para seguir recorriendo, decidimos hacer un poco de tarea y al mediodía dejamos el dpto.

Con mochilas al hombro, pasamos por un mini super, compramos un par de quesos y nos fuimos al parque a donde fuimos el primer día en París. A las 14:30 debíamos comenzar nuestro largo viaje de vuelta, por lo cual, aprovechamos nuestros últimos momentos tirados en el pasto con la manta, comiendo sandwiches de Camembert! (Fotos 1 y 2)

Luego de la comilona y una mini siesta, finalmente, emprendimos nuestro viaje. Nos tomamos el Metro hasta la estación Gare du Nord y ahí combinamos con el tren RER B hasta la estación Denfert-Rochereau. Aqui tuvimos que pagar €7,70 c/u para tomarnos el OrlyBus, que es un bus que te lleva hasta el aeropuerto de Orly.

Una vez allí, fuimos desesperados a hacer el tan esperado trámite del Tax Free!!! Pero no fue tan sencillo. Encontramos un stan donde se hacía el trámite, pero descubrimos que ahí solo te chequeaban los tickets y para obtener el efectivo había que ir al banco del aeropuerto. El problema es que el banco estaba en la terminal Sur y nosotros estábamos en la terminal Oeste!

Menos mal que fuimos con mucho tiempo de anticipación, hubo que tomarse un pequeño tren, el OrlyVal, para llegar. Y como era muy temprano para hacer el check in, tuvimos que ir con todas las mochilas. Además cabe mencionar que nuestro vuelo salía a las 20:00 y el banco estaba abierto hasta las 19:00. Si hubiéramos viajado más tarde, estábamos fritos!

Una vez hechos los trámites y recuperado nuestra platita, volvimos a nuestra terminal, hicimos el check in y esperamos nuestra hora de salida.

Acá fue cuando pasó algo que ninguno de los dos se esperaba! En el momento en el que estábamos embarcando, más precisamente, cuando presentamos las tarjetas de embarque para subir al avión…  una luz roja! Qué? Si… una luz roja se encendió cuando escanearon el código QR de las tarjetas!

No entendíamos nada y no éramos los únicos! Lo primero que se me ocurrió… “estos turros sobrevendieron el vuelo y alguien ya abordó con nuestros asientos”… pero no! Al mirar la pantalla de la computadora, descubrimos que había un mensaje… la azafata nos lo trata de decir en francés, pero no entendíamos nada! Por suerte, una mujer que también estaba subiendo al avión, hablaba francés y español, así que muy amablemente nos auspició de interprete!

Esta es la peor parte… el mensaje decía “Sus padres están en el mismo vuelo que ustedes en Madrid”

Nooo… Qué? Nooo, se confundieron! Si, están en el mismo vuelo, pero una semana después.  Ellos viajan en el mismo vuelo el domingo que viene!

“No”, nos explican amablemente, “esto es un mensaje de sus padres, que dicen que están en el mismo vuelo que ustedes en Madrid”…

Quedamos perplejos! Después de mirarnos un rato y preguntarnos mutuamente qué corno estaba pasando, agradecimos el mensaje y abordamos.

Estuvimos todo el viaje preocupados, preguntándonos qué había pasado… cómo era posible? Qué había pasado? Por qué no nos mandaron un mail o un mje? Qué pasó?

Bueno… dos horas laaarguíiiisimas después, por fin en el aeropuerto de Madrid, nos encontramos con Lau y Ro. Efectivamente el mensaje no era un error, ahí estaban!

Resultó que el boleto de tren que tenían para ir a Inglaterra estaba mal! Era para otra fecha, una fecha anterior! Cuando trataron de volver a sacar el pasaje les quisieron cobrar una fortuna, así que decidieron que ya era tiempo de volverse y consiguieron un vuelo a Madrid para poder volverse con nosotros. El franchute que les arregló el vuelo, al ver que ellos tenían problemas para comunicarse con nosotros, se ofreció a avisarnos. Aunque la manera en que lo hizo, no fue la mejor!

Ahora estamos todos juntos, de nuevo, en vuelo de regreso a Bs As., así que aprovecho para despedirme. Este es mi último mail y espero que los hayan disfrutado! Seguramente mañana reciban el último mail de Nani con más detalles de nuestro retorno!

Laura