Francia

1269

Francia: Hasta la cima de la Torre Eiffel

El segundo día en Paris nos levantamos bien temprano y tomamos el metro hasta la estación Inválides.
Cruzamos el Puente de Alexandre III llegamos hasta el Petit Palais y Grand Palais.

 


Luego seguimos camino por la Avenida du Maréchal Gallieni
cruzando los parques de Invalides hasta llegar al Museo de la Armada (Place des Invalides).
Nos metimos por las calles parisinas buscando la torre eiffel ya que teniamos un turno a las 2 de la tarde para subir sin hacer cola.

Nota: Compre el ingreso a la Torre Eiffel por internet una semana antes, eligiendo el horario y el día para subir. Esto te evita las largas filas y cuesta lo mismo.
Te presentas de 10 a 5 minutos antes en la puerta que te indique tu boleto impreso.
Puedes comprar el ticket para subir sólo hasta la primera parte (luego si decides subir hasta la cima puedes comprar el pase para el último tramo ahi mismo en el primer piso) o puedes comprar directamente el pase hasta la punta de la torre.
http://www.tour-eiffel.com/

Llegamos hasta la Escuela Militar (École Militaire) frente al Muro de la Paz (Mur de Paix) frente a los Campos de Marte (Champs de Mars)
Recorrimos todo el parque hasta llegar a la Torre Eiffel tomando muchisimas fotos.
Nos acercamos hasta la entrada que nos correspondía y subimos al 2do Piso de la Torre. Luego de contemplar la vista panorámica de París, nos tomamos el segundo asensor hasta la cima de la torre.
Es increíble la vista desde allí, la prolijidad de las cuadras casi simétricas, no se observan cables ni antenas en los techos ya que todo es subterráneo. Estás tan cerca de las nubes que la misma humedad de ellas te hace sentir un pequeño rocío.
Si tienen la oportunidad de subir, no tengan miedo, muchos hacen comentarios de que se siente movimiento desde la cima y demás barbaridades, pero no hagan caso a lo que dicen, imaginense que está todo super controlado y cuidado para que sea visitado por millones de turistas.
Una vez que bajamos, pusimos atención en algunos moros que estan debajo de la torre vendiendo souvenirs de paris, torres de todos los tamaños, con luces, con sonido, con lo que se les ocurra!
Te persiguen hasta una cuadra con tal de que les compres algo. Nunca compren al primero que se les acerque, averiguen que les quieren vender y a cuanto, regateen, rebajen el precio, constantemente digan que no tienen demasiado dinero porque muchas cosas que les quieren vender se lo pueden sacar a mitad o menos de la mitad de precio.
Aunque ustedes piensen que se estan aprovechando de ellos porque le bajaron la mitad de precio, creanme que ellos son muy inteligentes y aún así salen ganando, asique sin miedo y vergüenza peleen el precio de todo!
Luego de las comprillas, camino al metro, encontramos un restaurante con un bar a la calle donde compramos un panini, papas fritas y gaseosa para comer en el camino.
Un panini es bastante grande por lo que nosotras pudimos cortarlo en dos y asi ahorrar tambien un poco de dinero.
Tomamos el metro y llegamos a la Avenida Champs Elysees.
En el fondo se veia el Arco del Triunfo. Tomamos varias fotos pero no subimos, ya que habíamos subido a la Torre no creímos que fuera necesario.
Muchos dicen que si no tienes la oportunidad de subir a la Torre Eiffel (por las largas filas y demás) desde el Arco de Triunfo puedes tener una buena vista de paris con menos filas para subir.
Tomamos nuevamente el metro hacia el Moulin Rouge (queda de camino a la Basilica Sacre Coeur) y con el pase de Paris Visite no cuesta nada bajar en las estaciones y luego volver a tomar el metro para seguir camino. Por eso les recomiendo comprar ese pase.
Todo esto también se puede hacer caminando, pero con el poco tiempo que teniamos y todo lo que caminabamos durante el día, a veces era necesario tomar el metro por 2 o 3 estaciones.
Llegamos hasta la Basílica Sacre Coeur, que se la ve en lo alto de la colina, y tomamos el Furniculare (el pase de Paris Visite sirve para subir y bajar). En estos campos suelen estar los artistas callejeros, cantantes, pintores parisinos y es un lugar donde se junta mucha juventud por las tardes.
Nos quedamos a ver un show callejero muy divertido a los pies de la Basílica y luego emprendimos el regreso al hotel.

 

lulu