Francia

montpellier

Francia: Montpellier

La salida de Andorra también estaba bastante atascada. De las fronteras por las que pasamos en este viaje, el paso por Andorra fue el más pesado.

Pasamos por los Pirineos lo que te permite disfrutar de unas vistas bastante impresionantes.

Nuestra siguiente parada fue en Montpelier, ya en Francia, donde pasamos dos noches. Es una ciudad un poco caótia en cuanto a tráfico se refiere. El casco antiguo es peatonal.

Lo más bonito de esta ciudad sin duda es la plaza de la Comedia, una plaza enorme, llena de terrazas que acaba en unos jardines. Esta plaza tiene aún más encanto por la noche, llena de luces de varios colores y un buen ambiente.

Es una ciudad monumental, pero a excepción de la plaza de la comedia, no estaba muy cuidada. Había un arco y una catedral, que se iluminaban por la noche. El resto de monumentos no los destacaban.

En el centro de Montpelier hay muchos restaurantes. La comida está más cara que en España y no tenía mucha variedad.

Al día siguiente, aprovechando que Montpelier está a 10 km de la playa, nos fuimos a bañarnos y conocer la famosa Costa Azul. Es parecida a las playas españolas, pero no tenían apenas chiringuitos, ni sombrillas ni tumbonas para alquilar. No llevábamos sombrilla y lo tuvimos muy complicado para encontrar una sombra donde poder estar.

El mar estaba muy calmado, como pocas veces he visto. El agua limpia pero muy fría. No había paseo marítimo si no una línea de casas donde se salía directamente a la playa.

Elvira