Roma, Italia

BXK9360_castelo-santo-anjo-roma-por-eliomar-ribeiro800

Italia: Visita al Vaticano, Piazza del Popolo, Plaza España y Fontana di Trevi

¡En este día nos fuimos de visita al Vaticano!!

Nos levantamos, desayunamos y nos fuimos hasta la estación de metro más cercana, unos minutos más tarde estábamos cerquita del Vaticano. Si bien se puede ir caminando, te recomiendo que uses el metro, ya que estarás todo el día caminando y de pie, por lo que no vale la pena cansarse antes de llegar.


Prmero fuimos a la plaza San Pedro. Es enorme y hermosa. Es incluso más bella que como se ve en las típicas fotos.
Si bien había miles de turistas, pudimos entrar rápidamente y sin ningún problema. Visitar esta plaza es gratuito.

Luego hicimos la fila para entrar a la Basílica.
Allí hay unos carteles que muestran cómo debés estar vestido para ingresar. Como en todo lugar religioso, no se puede entrar de short, faldas cortas, ni  musculosas. Muchas chiquilinas jóvenes se perdieron el ingreso por causa de eso, así que vestite de forma recatada.

La Basílica es hermosa. Podés estar un hora allí dentro sin aburrirte y sin ser religioso. Para todos lados hay algo hermoso que observar. Ni bien entrás, a la derecha, te encontrás con La Piedad, qué obra fabulosa.
Dentro de la Basílca se pueden tomar fotografías, donde no dejan es en una sala especial que hay allí dentro, que es para entrar a rezar. Yo no tenía ningún interés en rezar, pero me hice pasar por fiel devota y entré para apreciar el lugar. Estando ahí adentro me emocioné, porque mi abuela era muy creyente y asistía a misa todos los domingos, imaginé que le hubiese encantado conocer ese lugar.

Una amiga me contó, luego de que volví del viaje, que ella fue a una parte en la que están enterrados los papas, yo no vi dónde era. ¡Búsquenla!

Recorridas ya la plaza y la Basílica nos fuimos para los Museos Vaticanos, que quedan a la vuelta.
¡No sé ni qué decir de ellos!!! Enormes, hermosos, variados. Recorrer los museos es como hacer un viaje por distintas civilizaciones y períodos históricos y culturales. La Capilla Sixtina es un elemento más de tanta belleza, y es “la frutilla de la torta”.
Recorrer los museos nos llevó como cuatro horas.
Hay todo un recorrido establecido y uno debe ir transitando de sala en sala, una de las últimas cosas que se visita es la Capilla Sixtina.
El museo egipcio es impresionante. Hay muchísimas piedras con inscripciones, papiros,
momias. Es imperdible.
Otra sala que me encantó es una en la que en las paredes están pintados mapas enormes y antiguos, y también hay otra en la que se exponen mapas, planisferios y globos terráqueos de hace cientos de años. Ver en un planisferio del S. XVI a América del Sur, con el Río de la Plata señalado nos emocionó muchísimo.
En una de las salas está el imponente fresco de “La escuela de Atenas”, es gigante y hermoso.
La Capilla Sixtina es divina, tiene motivos para ser tan famosa. Es un lugar que uno debe visitar al menos una vez en su vida.

Luego de salir de los Museos Vaticanos, fuimos caminando hasta la Piazza del Popolo, es bonita pero no es una visita imprescindible. Allí había un Michael Jackson italiano, bailando igual que el artista norteamericano.

Desde allí continuamos hacia la Plaza España, y subimos las tan afamadas escalinatas.

A continuación nos dirigimos a la Fontana di Trevi. Es muy hermosa.

Caminamos hasta Termini y sacamos los boletos para ir a Nápoles al otro día. Luego seguimos hasta el hostel. Debíamos descansar bien porque un largo paseo nos esperaba al día siguiente, y el de este día había sido agotador.

Algunos precios:
–  Boletos de ida y vuelta a Nápoles: 44 EU
–  Museos Vaticanos: 15 EU
– Metro: 1 EU

Antonio